5 casos en los que el uso de la coma es incorrecto sí o sí

De todos los signos ortográficos, el de la coma probablemente sea el que peor se usa y el que más quebraderos de cabeza crea. No ayuda a usarlo bien ni a sacarnos de dudas una afirmación que nos enseñaron a muchos de pequeños y que está muy extendida: que la coma se utiliza para marcar pausas en la lectura.

Así, tendemos a utilizar ese pequeño signo a oído, según lo que nos suena bien, es decir, lo insertamos cuando queremos hacer una pausa en la entonación o cuando queremos enfatizar algo en una frase. En realidad, no siempre las pausas orales se deben marcar con una coma. Ni tampoco el énfasis.

Para facilitarte las cosas, aquí te dejo cinco casos en los que el uso de la coma es, sin lugar a dudas, incorrecto. Como verás, a algunas de estas comas les he puesto un nombre que, obviamente, no se suele utilizar en el ámbito académico (el de la coma asesina o criminal, por supuesto, no lo he acuñado yo). 

La coma de los intensitos

Cuando queremos intensificar o enfatizar algo que decimos, a veces duplicamos las palabras. No hay ningún problema con esto, pero lo que no es correcto es poner coma entre las palabras duplicadas.

La coma de los angliparlantes

Los angliparlantes son esas personas que dicen cosas como «no quiero hacerte spoiler», «déjame saber si nos reunimos mañana», «mañana tengo un time slot en la agenda», etc. Es decir, aquellos que emplean voces y giros anglicados cuando hablan o escriben en castellano. Los angliparlantes suelen poner una coma que es incorrecta en castellano: la que se inserta después de las fórmulas de saludo en cartas o correos electrónicos.

Querido Jaime, (incorrecto)
Querido Jaime: (correcto)

Recuerda que un angliparlante no es lo mismo que un angloparlante («persona que tiene el inglés como lengua materna o propia»).

La coma de las madres que han perdido la paciencia

Probablemente hayas escuchado o empleado este tipo de frase más de una vez. Recuerda que no se debe poner coma cuando utilizamos las conjunciones discontinuas ni… ni…, o… o… y tanto… como

La coma de los ofendiditos

Hay veces que tenemos que poner una coma delante de los signos de interrogación o exclamación. Pero hay un caso en el que nunca se debe poner coma: cuando la conjunción pero va antes de una frase interrogativa o exclamativa.

La coma asesina o como criminal

Nunca podemos insertar una coma entre el grupo que desempeña la función de sujeto y el verbo en una oración, o entre el sujeto y el predicado. A este uso incorrecto de la coma se le suele llamar coma asesina o criminal. Este error es muy común, especialmente cuando el sujeto de la frase es largo, porque tras él tendemos a hacer una pausa en la lectura o una pausa oral, y el error consiste, entonces, en insertar ahí una coma. Aquí tienes algunos ejemplos:

Hay dos excepciones a este caso:

• Cuando después del sujeto va un inciso, este sí debe ir entre comas.

Juan, molesto por lo que había escuchado, no quiso hablar con ella.

• Cuando el sujeto es una enumeración que termina con etcétera sí se debe colocar una coma entre verbo y sujeto:

Los manzanos, los naranjos, los cerezos, etc., son árboles frutales.

La Fundéu explica este caso concreto con más detalle en esta entrada de su página web

Espero que esta entrada te haya servido para que te acuerdes de estos cinco usos incorrectos de la coma. Si quieres saber qué otros errores son muy muy frecuentes y fáciles de evitar, échale un vistazo a esta otra entrada

Related Articles